Granada Hoy

[España] Las denuncias laborales del Metro se elevan a la Agencia de Obra Pública

UGT entiende que la Junta de Andalucía es también responsable de que se cumpla la legalidad vigente en el servicio de transporte

El sindicato UGT denunció ayer ante la Inspección de Trabajo las condiciones laborales de los trabajadores del Metro de Granada tal y como adelantó ayer este periódico. En total, el sindicato ha puesto cuatro denuncias ante la Inspección de Trabajo y otras cuatro ante la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía al entender que es la administración autonómica es la "garante de que se cumplan la legalidad vigente" en el servicio del Transporte Metropolitano.

Según explicó ayer el responsable de Transportes de UGT Granada, Antonio Jesús Zarza, la primera denuncia que se ha puesto está relacionada con el despido de una trabajadora el mismo día que iba a ser nombrada delegada sindical de UGT en una asamblea. Los hechos ocurrieron el pasado 27 de septiembre. La trabajadora fue informada el mismo día de la asamblea de que había sido despedida. "Por la tarde tenía que hacer su trabajo, acude y le comunican que está fuera", criticó Zarza, que reconoció que UGT no va a cesar en su empeño para que esta trabajadora que se ha encargado de formar a los conductores del transporte desde el pasado mes de febrero se reincorpore a su puesto de trabajo.

"Había un compromiso verbal con ella y con otros compañeros para que, una vez que formaran a los conductores, pasaran a formar parte del puesto de control", destacó Zarza. Sobre este asunto, fuentes de la Junta de Andalucía detallaron ayer que Avanza tiene una evaluación permanente del desarrollo profesional de cada uno de los empleados que forman parte del equipo y que, dentro de esa evaluación permanente, entendían que esta trabajadora no se adaptaba al perfil profesional que se requiere.

Por otra parte, UGT ha puesto otra denuncia por considerar que los trabajadores no están cobrando lo justo en tanto que la empresa no estaría aplicando el Convenio de Transportes Interurbano lo que implica importantes diferencias. "Hemos podido contrastar las nóminas y no contemplan, por ejemplo, el plus de transporte, las dietas, la nocturnidad o las horas extra. No cumplen con lo establecido en dicho documento".

Otra denuncia estaría relacionada con la organización del trabajo. Según UGT, los trabajadores padecen jornadas excesivas que sobrepasan las horas estipuladas que, normalmente, son irregulares impidiendo la conciliación laboral y familiar. Además, fuentes sindicales detallan que el tiempo entre descanso y descanso es insuficiente ya que el servicio se comunica de un día para otro por teléfono o correo electrónico sin ninguna previsión. "Se dan casos de trabajadores que terminan su turno a las 23:30 y, al día siguiente, empiezan a las cinco de la mañana" apuntaron las fuentes que consideran que esto puede afectar a la seguridad general del Metro.

Fuentes de la Agencia de Obra Pública señalaron ayer a Europa Press que el contrato para la prestación del servicio firmado con la empresa adjudicataria (UTE Avanza Metro de Granada) establece en el pliego de condiciones la obligación del prestatario del servicio de cumplir estrictamente con la legalidad vigente en todos los ámbitos y, por supuesto, en materia de legislación laboral. Asimismo matizaron que en relación a la política y gestión de recusas humanos "como en todos los contratos de obra pública o servicios el responsable y quien ejerce la potestad en materia de personal siempre bajo el "cumplimiento estricto de la normativa legal" es la empresa adjudicataria en este caso Avanza Metro de Granada.

Por último, la cuarta denuncia está relacionada con el pago de las horas extra o la nocturnidad.

.


Ver en línea : Granada Hoy