El Periódico Barcelona

[España] El metro vota ’no’ a la huelga durante el Mobile

La asamblea de trabajadores descarta dos días de paro y se da margen para seguir negociando. El comité de empresa y la dirección de la empresa acumulan ya 56 reuniones para cerrar el convenio colectivo

La plantilla de metro ha rechazado este martes torpedear el Mobile World Congress. La asamblea votaba la convocatoria de dos días de huelga parcial durante la celebración del congreso de móviles, pero finalmente, y en una deliberación en urna, 361 empleados se han posicionado en contra por 274 que lo han hecho a favor. De esta manera, el comité de empresa y la dirección de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) seguirán negociando el convenio colectivo sin el yugo, por ahora, de la movilización. La próxima reunión entre ambas partes, y ya van 56, está prevista para el jueves.

La cita económica más importante del año ha sido un suculento caramelo para el gremio del transporte público. El bus, el taxi y el metro han protagonizado huelgas en las últimas ediciones, para enfado de la empresa organizadora, que llegó a amenazar a la ciudad con llevarse la feria a otra partes si no ponía orden. Con la votación de este martes, parece que el fantasma de la movilización se desvanece. Aunque nunca se sabe. El taxi ha enterrado el hacha de guerra tras un pacto de mínimos con el consistorio. El bus tiene convenio en vigor. Y el suburbano se guarda la carta para más adelante. Luego están los plazos. Cualquier huelga debe anunciarse con 10 días de antelación, y el Mobile empieza el 27 de febrero. Justos de tiempo.

PAROS "RECURRENTES"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha confiado este martes, durante un acto de la Fundación Mobile World Capital de Barcelona, en que no haya problemas con el transporte público durante los días del congreso, informa Josep Maria Berengueras. Según Colau, el Mobile World Congress “es un momento de mucha visibilidad” y por lo tanto, es “recurrente” que algunos colectivos lo utilicen para hacer ver sus problemas.

Pere Ramon, presidente del comité de empresa, no es tan optimista. Tras más de medio centenar de reuniones con la dirección de la compañía, asegura que todo avanza "con demasiada lentitud", entre otras cosas, porque los interlocutores que tienen enfrente "no tienen poder decisión y deben consultar más arriba cualquier paso a dar".

.


Ver en línea : El Periódico Barcelona