Fuente: Crónica

Prevén mejorar ingresos a las líneas de subte C y D en la zona del Obelisco

Se inaugurarían a fines de julio y permitirán una mejor accesibilidad en la zona denominada "Central Obelisco". En tanto, avanza la mejora de la conexión con la línea B en ese lugar en el que circulan unas 300.000 personas todos los días.

Nuevos ingresos para el público en las líneas C y D de subtes que permitirán una mejor accesibilidad en la zona denominada "Central Obelisco" estarán terminados hacia fines de julio, mientras que avanza la mejora de la conexión con la línea B en ese lugar en el que circulan unas 300.000 personas todos los días, informó el pasado lunes el gobierno de la Ciudad.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tras recorrer los trabajos, aseguró que "toda esta obra permitirá una mejor conexión, más segura, entre las líneas de subte que confluyen en el Obelisco. Incluye otras salidas y un espacio verde nuevo".

Indicó además que se trata de una obra "muy compleja" y detalló que tras su finalización "no habrá que pasar por el andén" para hacer la conexión, algo que actualmente genera "un cuello de botella" que hace que no puedan subir más pasajeros a la red.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, explicó que "la próxima etapa es la nueva entrada a la C y la D, que va a estar en julio de este año, y después vamos a terminar la etapa final que incluye que se pueda pasar de la C a la B sin pasar por el andén de la D, que es uno de los lugares donde hoy está más saturada la red".

"En este lugar se cruzan las tres líneas y para poder seguir aumentando el volumen de pasajeros en cada una de ellas necesitamos que la conexión sea efectiva tanto para el ingreso de pasajeros como para la salida", precisó el ministro.

El Plan de Accesibilidad, Circulación y Evacuación Central Obelisco (PACE) "va a agilizar la circulación en la zona de la Central Obelisco, donde diariamente se concentra una gran cantidad de vecinos que viajan en transporte público", indicó el gobierno porteño.

Precisó además que en el contexto de este plan "se está llevando adelante la renovación de los coches de la línea D, la instalación del nuevo sistema de señales y nuevas obras que van a lograr una frecuencia promedio de 2:15 minutos entre formaciones".

Así "se va a reducir el intervalo entre formaciones y el tiempo de espera en la estación hasta la llegada del subte. Además, los coches Alstom que se van a incorporar cuentan con aire acondicionado", destacó la Ciudad.

Según la información oficial, con estas obras el recorrido desde la estación Congreso de Tucumán a Catedral va a durar 22 minutos y 15 segundos en vez de los 26 minutos actuales.


Ver en línea : Crónica