Fuente: El Destape

Los millones del negociado del PRO en el subte

El Gobierno porteño gastó millones en comprar chatarra y se encargó de conseguirle una porción a Clarín.

El PRO incumplió con la promesa de construir 10 kilómetros de vías de subte por año en la Ciudad Buenos Aires, pero además disparó el precio del pasaje y armó un negociado en torno a la compra de vagones. En este fraude al fisco, el Grupo Clarín logró hacerse de una tajada.

Mauricio Macri compró coches usados a España entre 2011 y 2012, cuando era jefe de Gobierno porteño. Contenían material cancerígeno, prohibido en Argentina desde 2001. Jamás les hicieron los estudios correspondientes.

Recién después de que los trabajadores españoles descubrieran amianto dentro de los carros y por la presión de los metrodelegados, Horacio Rodríguez Larreta se vio obligado a quitarlos de circulación. Los coches, adquiridos hace sólo siete años por Macri, se utilizan en España para pruebas de explosivos. Acá van a convertirse en chatarra, la más cara en la historia porteña.

Siete años atrás, el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad viajó a España para sumar poder político en un acuerdo con el Partido Popular. Para esto compró por adjudicación directa 36 coches al Metro de Madrid que acumulaban más de 35 años en servicio. Al tipo de cambio de hoy esa compra costó $ 530 millones, sumados todos los gastos de adaptación, que son incalculables.

No hubo intermediarios en la compra inicial de Macri, pero Horacio Larreta encontró la manera de armar con toda esta situación escandalosa un nuevo negociado con Clarín, ya que cuando se decidió su salida de circulación se lo llevó al depósito de Agustín Magaldi 2169, que le pertenece al grupo mediático.

Sin embargo, esta no fue la primera vez que el PRO contrató el espacio de la corporación. Ya había pasado algo similar hace cuatro años, cuando Macri había comprado 86 vagones, que eran incompatibles con las vías de la línea B. La Ciudad había acordado por contratación directa al depósito de 7.000 m2 desde agosto de 2014 por U$S 115.500 más IVA por mes para 30 coches. Todo por un total de U$S 1,5 millones. El argumento planteado para no abrir una licitación pública: urgencia.

Cada uno de esos coches costaron U$S 880.000. Uno cero kilómetro, con más capacidad y ya adaptado hubiera salido U$S 1.300.000.

Estos negociados e ineptitudes dispararon el precio del boleto. Desde que asumió el PRO en la Ciudad, el pasaje aumentó 1.700%, por encima de cualquier cálculo inflacionario. No conforme con esto, Horacio Larreta escalará el boleto a $ 16,50 para 2019, lo que va a significar una suba acumulada de casi el 2.400%.


Ver en línea : El Destape